“Encima del dolor, nos están desapareciendo”: Madres Buscadoras de Sonora

0
164

Leticia Álvarez, quien busca a su esposo e hijo, fue levantada por un comando armado que le pidió dejar de rastrear a sus desaparecidos

Hace un año, Leticia Álvarez emprendió una inalcanzable búsqueda por diversas regiones de Sonora, al noroeste de México, para dar con el paradero de su esposo e hijo. Ella es activista del grupo Madres Buscadoras de Sonora, un colectivo de mujeres que buscan a sus seres queridos en las diversas localidades del estado, bastión del Cártel de Sinaloa.

Leticia comenzó la búsqueda de los suyos, explorando ranchos, caminos sinuosos, y territorios inhóspitos. Con picos y palas encontró decenas de cuerpos. El domingo pasado fue levantada por un comando armado que le pidió dejar de buscar a sus familiares.

¿Quién la levantó? Por ahora es un misterio. Leticia fue encontrada con golpes y contusiones por lo que fue llevada al hospital.

A través de Twitter, el colectivo solicitó la ayuda del gobernador, Alfonso Durazo y la renuncia del Comisionado estatal de búsqueda de personas desaparecidas, José Luis González Olivarría.

“Encima del dolor enorme que sentimos por nuestros desaparecidos, nos están desapareciendo a nosotras. Ninguna autoridad responde @lopezobrador_ @AlfonsoDurazo @A_Encinas_R @wzuloag @kiquinta @fiscalia_sonora Ayúdennos a encontrar a nuestra compañera Leticia Alvarez por favor”, escribieron poco antes de hallar a Leticia.

El pasado mes de julio, otra integrante de este colectivo, Aranza Ramos, fue asesinada por un grupo armado.

En diciembre del 2020 comenzó a buscar a su esposo desaparecido. Siete meses después había sido asesinada. La activista del colectivo Madres y Guerreras Unidas de Sonora, de 28 años, estrillaba la tierra de Guaymas, Sonora, desde el pasado 7 de diciembre. En la noche del 15 de julio fue levantada dentro de su casa y posteriormente ejecutada.

Información tomada de Infobae