24.8 C
Navojoa
jueves, octubre 6, 2022

Qué pasó con Diana Laura Riojas, Mariana y Luis tras el asesinato de Luis Donaldo Colosio

Han pasado 28 años desde aquel 23 de marzo de 1994 en Lomas Taurinas. De aquel: “¡Que viva México!”, con el que el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Presidencia, Luis Donaldo Colosio Murrieta culminó un discurso de 889 palabras. De aquel día en que La culebra ocultó el sonido de dos disparos que mataron al priista.

Ese día, luego de confirmarse la muerte de Luis Donaldo Colosio Murrieta, la vida de Diana Laura Riojas Reyes y sus hijos, Mariana y Luis Donaldo, dio un giro de 180 grados.

El asesinato del priista dio paso a Diana Laura, “la compañera y quien más fortaleza” ofreció al político sonorense, como él lo reconocía en entrevistas.

En nueve meses se dio tiempo para, además de mostrar fortaleza ante su hijo, Luis Donaldo, de ocho años, dar paso a la fundación que creó el 23 de junio para conservar el legado Luis Donaldo Colosio Murrieta.

En el mes de julio emprendió un viaje por Europa en compañía de su hijo y de su hermana, Hilda Elisa. En su agenda se encontraba presidir la ceremonia de instauración de la Cátedra Luis Donaldo Colosio en el International Institute for Aplied Systems Analysis (IIASA), en Austria.

Diana Laura se trasladó a Roma, donde sostuvo un encuentro con el papa Juan Pablo II, en su Residencia de Castelgandolfo, quien le obsequió un rosario.

El 22 de julio fue recibida por los reyes Juan Carlos y Doña Sofía, en el Palacio de La Zarzuela. Y antes de retornar a México, acudió al Santuario de la Virgen de Lourdes, en Francia.

Tras su llegada a México, debido a problemas de salud, fue internada en el Hospital Médica Sur.

Riojas Reyes pidió que sus hijos Luis Donaldo y Mariana quedaran bajo la tutoría de su hermana Hilda Elisa. Diala Laura falleció el 18 de noviembre de 1994.

Luis Donaldo, el hijo

Se había negado a la política, pero terminó por ingresar al servicio público. Desde el pasado 30 de septiembre de 2021 es alcalde de Monterrey.

Llegó a este puesto cobijado por Movimiento Ciudadano y arropado de un viejo conocido de su padre Luis Donaldo Colosio Murrieta, el senador y líder de MC, Dante Delgado Ronnauro. 

A los 20 años, Colosio Riojas se independizó y buscó un sitio cerca del Tec de Monterrey, donde estudió Derecho. En 2009, concluyó su carrera y en julio de ese año contrajo matrimonio con María de la Luz García Luna.

En junio de 2016, Luis Donaldo fundó Komenko, una plataforma virtual de asesorías jurídicas para emprendedores.

Y tres años después consolidó el bufete de abogados al lado de Agustín Basave Alanís y Manuel Sánchez O’Sullivan.

Mariana y los recuerdos a través de terceros

De Mariana Colosio Riojas se sabe poco. La joven tenía un año cuando sus padres fallecieron.

La hija del matrimonio Colosio Riojas reconoce que todo cuanto sabe de sus padres lo ha escuchado de sus familiares, pues ella no tiene una imagen nítida de ellos.

Para aterrizar su memoria suele recurrir a las fotografías donde aparece de bebé con sus padres.

Al verlas es como la prueba de que existieron y que todo fue parte de una realidad, porque a veces pienso que todo es como un sueño, y de vez en cuando necesito comprobar que fue verdad”.

Para ella sus padres han sido sus tíos Elisa Rojas, hermana de Diana Laura, y Fernando Cantú, esposo de Elisa, con quienes vivió ella y su hermano Luis Donaldo hijo desde que perdieron a su madre.

La propia Mariana ha señalado cómo sus “nuevos papás” le fueron contando, poco a poco, del asesinato de su padre.

Cuando tenía como tres o cuatro años, mi mamá Elisa me preguntó: ‘A ver, ¿cuáles son las maneras en que una persona se puede morir?’ Y yo le contesté: ‘Porque está muy viejito, porque se queda dormido o está enfermo en un hospital’. Y, bueno, me dijo que a mi papi lo asesinaron, pero que ya estaba con Diosito, ‘y nosotros nos encargaremos de cuidarlos a los dos’. La verdad es que me lo dijeron como muy tranquilo. Nunca me he sentido víctima”.

Fuente: excelsior

Noticias relacionadas

Lo más reciente