21.8 C
Navojoa
miércoles, mayo 18, 2022

Mexicanos deben destinar sueldo de un día para poder comer carne de res

Para que un mexicano que gana el salario mínimo pueda comer carne de res debe destinar el sueldo íntegro de un día completo para ello, sin considerar tortillas, ni salsa, agua o refresco, solo un kilo de la carne.

En la primera quincena de abril, el kilo de este producto costaba 172.8 pesos, de acuerdo con datos del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA), lo mismo que el salario mínimo general vigente en México para este año.

Este producto de la canasta básica tuvo un incremento de 18.5 por ciento a tasa anual, mayor al que tuvieron los alimentos en general, que fue de casi 14 por ciento. La situación se agrava si se considera que casi una cuarta parte de la población mayor a 15 años que se encuentra ocupada gana un salario mínimo, de acuerdo con datos del Inegi, es decir que a 13.6 millones de mexicanos apenas les alcanza para comprar un kilo de carne de res con lo que ganan al día.

Pero no se trata del único producto de la canasta básica que se ha encarecido. Preparar la tradicional salsa pico de gallo hoy en día cuesta casi el doble que hace un año. Para comprar un kilo de cebolla blanca, uno jitomate y otro de chile serrano, ingredientes básicos para la preparación, un mexicano debe gastar 105 pesos en promedio, cerca de 90 por ciento más que en abril de 2021. De acuerdo con el seguimiento quincenal del GCMA a la canasta básica, estos tres productos están entre las cuatro con mayor incremento en su costo entre las verduras y hortalizas.

Con ello, preparar unos bisteces a la mexicana resulta prácticamente imposible con un salario mínimo. Juan Carlos Anaya, director general del GCMA, advirtió que esta situación de alza de precios en los productos agropecuarios pone en riesgo de pobreza alimentaria a las familias mexicanas.

“Es importante que el gobierno tome medidas para que en la cadena de los productos no exista especulación y acaparamiento, aumente la oferta de productos y revise con los sectores productivos y comerciales hacer un esfuerzo en precios, ya que a nadie le conviene que la inflación siga al alza”, dijo el directivo.

Los precios de los alimentos, junto con los de los energéticos, han estado detrás del aumento constante de la inflación que en la primera quincena de abril fue de 7.72 por ciento a tasa anual, su mayor nivel en 21 años. Con este resultado, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) llegó a más de cinco meses por arriba de siete por ciento a tasa anual y más de 13 meses con una inflación por arriba del objetivo del Banco de México (Banxico), de entre dos y cuatro por ciento.

Los alimentos presentaron una variación anual de 13.97 por ciento, presionados por diversos factores como el alza en los energéticos, necesarios para su producción y transporte, fletes más caros y la guerra en Ucrania que ha impactado en los costos de fertilizantes. Destaca el aumento en la tortilla, producto básico en la dieta de los mexicanos, que fue de 17.42, de acuerdo con el Inegi.

En el caso del sector pecuario, el alza en la primera mitad de abril fue de 9.3 por ciento en promedio, aunque los precios de productos como la carne de res, el pollo, el tocino y la leche tuvieron incrementos de doble dígito, según datos recogidos por el GCMA.

elsoldemexico

Noticias relacionadas

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

22 − = 14

Lo más reciente