25.8 C
Navojoa
martes, diciembre 6, 2022

Investiga a fondo el ISAF anomalías y ‘moches’ en Oomapasn

Una auditoría a fondo está realizando el ISAF en Oomapasn para detectar las anomalías financieras heredadas por el trienio de la exalcaldesa María del Rosario Quintero, entre ellos los “moches”, para lo cual los actuales directivos proporcionan toda la documentación que prueba los números rojos.

El equipo del Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización (ISAF) estatal checa desde hace casi dos semanas los balances contables, informes administrativos de gastos, ingresos, obras ejecutadas, entre otros aspectos, en la paramunicipal al igual que dependencias claves del Ayuntamiento

Jorge Llamas Angulo, director general de Oomapasn, reveló ayer que el ISAF ha solicitado, en un trabajo minucioso, bastantes documentos de los movimientos financieros hechos por la anterior administración interna.

Es mucho lo que hay que cotejar, investigar, desmenuzar a fondo los números “rojos” en que se encuentra el organismo, consideró, para lo cual les facilitan oficios, estados de cuenta bancarios, bitácoras y en general cualquier cosa que requieran.

“Nos siguen pidiendo más documentos de cómo encontramos este desastre financiero y por supuesto lo damos, además sabemos que se quedarán una semana más en esta revisión exhaustiva”, indicó.

El ISAF realiza con bastante secrecía y profesionalismo su labor, señaló, sin embargo un aspecto en lo que estarían enfocados también en la investigación son los presuntos desvíos de recursos económicos o “moches” achacados a la exalcaldesa Quintero Borbón.

De acuerdo a declaraciones públicas vertidas por el ex director administrativo, Luis Arturo Muñoz Contreras, la Alcaldesa exigía la entrega de 400 mil pesos mensuales en su beneficio más cien mil para sus hijos Irving y María de los Ángeles Escoboza, ésta última presidenta de DIF Municipal.

Llamas Angulo ratificó haber recibido Oomapasn en un grave quebranto financiero, sin ni siquiera reserva económica para los pagos de nómina y adeudo a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en la última quincena de septiembre tras el cambio de poder municipal.

El período al que están enfocándose en esta auditoría es de enero a julio pasado, detalló, muestra suficiente para que el ISAF haga los hallazgos de las irregularidades legales y financieras que habrían sido una constante en los últimos tres años.

“Que se audite todo lo necesario, seguiremos facilitándoles los documentos que pidan porque no tenemos nada que ocultar, nosotros no vamos a asumir ni absorber el desastre financiero que dejaron, la quiebra lamentable, los números rojos”, sentenció.

Ejemplificó la deuda de 38 millones de pesos a los proveedores dejada por los anteriores directivos, a la cual no han podido abonar un centavo, pues lo que captan en cuotas pagadas por los usuarios apenas alcanza para gastos operativos imprescindibles y nómina.

La semana pasada el Cabildo autorizó una nueva remesa urgente de recursos para el organismo por 2 millones de pesos para liquidar con la CFE el cobro por el servicio del mes de octubre, recordó, dado el riesgo de “corte” de electricidad en especial a los pozos de suministro a la ciudad.

“Por nosotros que el ISAF se tarde en investigar el tiempo que quiera, lo indispensable para que quede claro lo hundido que dejaron a Oomapasn”, aseveró Llamas Angulo, “si bien logramos con esfuerzo mantener activo al organismo la iliquidez sigue siendo muy delicada”.

Noticias relacionadas

Lo más reciente