37.2 C
Navojoa
lunes, agosto 8, 2022

Duplica el índice de Morosidad del Banco del Bienestar

Al cierre de 2021, el índice de Morosidad (IMOR) del Banco de Bienestar se disparó a 35.1%, casi el doble de lo registrado al cierre de 2020, cuando registró un IMOR de 18.66 por ciento.

De acuerdo con datos de la situación de la cartera de crédito del Banco del Bienestar, su morosidad supera ampliamente al promedio de la banca múltiple en México, que cerró 2021 con un IMOR de 2.05 por ciento.

De acuerdo con la institución integrante de la banca de desarrollo en México, al cierre de 2021 su cartera de crédito vigente alcanzó los 921 mil 716 millones de pesos, una reducción de 59% respecto del cierre de 2020.

Así, la cartera vencida reportada por el Banco del Bienestar alcanzó los 507 mil 551 millones de pesos, una reducción de 1.56% respecto del año previo.

Este domingo la  Auditoría Superior de la Federación (ASF) informó sobre irregularidades en la construcción de 218 sucursales del Banco del Bienestar por 118.3 millones de pesos.

De acuerdo con Cuenta Pública 2020, la ASF, al revisar la construcción y adquisición de mobiliario y equipo de administración para 218 sucursales del Banco del Bienestar, , de encontró que no contaron con los estudios suficientes para la elaboración del proyecto ejecutivo, lo que originó que en 49 sucursales verificadas se realizaran trabajos fuera de catálogo y modificaciones que incrementaron el costo de cada sucursal hasta en 2 millones de pesos.

“Además, no se acreditó la documentación comprobatoria de la realización de los trabajos consistente en estimaciones y números generadores que soporten la erogación de los gastos efectuados, y no se proporcionaron los comprobantes de pago de las adquisiciones de mobiliario y equipo por 117.2 millones de pesos”, explicó la ASF.

Entre otras  observaciones, la ASF detalló un gasto de 64.5 millones de pesos para un software a utilizarse en las sucursales del Banco del Bienestar; pero aún se encuentra instalado ni operando.

En tanto, el sistema que se utiliza en las sucursales conocido como “core bancario”, de acuerdo a la ASF, no cumplía con las necesidades y capacidades requeridas para soportar las operaciones de la institución.

Con información del Universal.

Noticias relacionadas

Lo más reciente