27.2 C
Navojoa
miércoles, noviembre 30, 2022

Cadena perpetua para el actor de Netflix que asesinó a su madre

Ryan Grantham, el que fuera protagonista de ‘Riverdale’, ha sido condenado a cadena perpetua después de declararse culpable de haber matado a su madre. A sus 24 años, ha recibido el veredicto en la Corte Suprema de Columbia Británica en Vancouver más de seis meses después de haber admitido su culpa por unos hechos que sucedieron en marzo de 2020.

Image

En aquel momento, el actor asesinó de un disparo en la nuca a su progenitora Barbara Waite, de 64 años, mientras tocaba el piano.

La jueza Kathleen Ker se refirió al suceso como “trágico y desgarrador”, pues tal y como detallaron los fiscales, Grantham grabó un vídeo en los instantes posteriores al crimen confesando lo que acababa de hacer.

 Posteriormente, según la declaración del condenado a las autoridades, compró cerveza y marihuana, experimentó con la fabricación de cócteles molotov y vio Netflix antes de cubrir el cuerpo de su madre con una sábana y tumbarse a dormir.

Ryan Grantham, de Riverdale, es condenado a cadena perpetua por matar a su  mamá

En diálogo con la Policía, Grantham aseguró que en los meses anteriores al asesinato de su madre había entrado en una etapa muy difícil en la que tan solo se veía fumando hierba y navegando por la deep web viendo vídeos violentos, lo que le habría provocado pensamientos suicidas e ideas homicidas.

Eso sí, la jueza aseguró que el actor parecía arrepentido puesto que en junio se disculpó por sus acciones y defendió que su madre no merecía aquel final. Eso no ha impedido que la condena sea de cadena perpetua y que no haya posibilidad de libertad condicional durante los próximos 14 años.

Un día después de matar a su madre, Grantham creó una especie de altar en el piano de su madre colocando un rosario y velas encendidas junto a su cuerpo. Después, cargó su coche con tres pistolas, munición, más de una decena de cócteles molotov y varios enseres de acampada y puso rumbo a Rideau Cottage, en Ottawa, donde se encuentra la residencia del primer ministro de Canadá Justin Trudeau.

Según confesó después, tenía un plan para matarle, pero tras conducir durante varias horas optó por dar la vuelta con la idea de llevar a cabo un tiroteo masivo en el puente Lions Gate o en la Universidad Simon Fraser en la que estudiaba. Por suerte finalmente condujo hasta el Departamento de Policía de Vancouver y se entregó con una confesión: “He matado a mi madre”.

tikitakas

Noticias relacionadas

Lo más reciente