27.9 C
Navojoa
lunes, marzo 4, 2024

Aquí EnCorto le comento que…

Una buena noticia para la gente trabajadora de este país dio la semana pasada por parte del Gobierno Federal, al anunciar un 22% de aumento al Salario Mínimo General; pasa de $141.70 pesos diarios que actualmente gana casi el 60% de la Población Económicamente Activa (PEA) en nuestro país, a los $172.87 a partir del día 01 de enero del próximo año.

Sin duda pareciera ser un gran respiro para la economía básica de la gran mayoría de las familias mexicanas; pero sin el ánimo de ser el ‘Grinch’ de este día, déjenme comentarles Aquí EnCorto lo siguiente, digo, solo para que no echemos las campanas al vuelo y nos “volvamos la bichi” (dirían en mi pueblo) y pensemos que vamos a poder consumir de más el año que está por llegar.

Hagamos un breve análisis de cómo y en qué nos gastamos nuestro salario diario en el día a día de nuestra vida; veamos, me di a la tarea de hacer una breve consulta de cómo andan los precios en nuestra canasta básica alimentaria, debo admitir que no es un sondeo estadístico profesional que los economistas realizan, no, mi “investigación de mercado” es directamente en la tiendita del barrio, en la frutería de la colonia, en el tanichi de la esquina en la que muchos de los trabajadores, y en honor a la verdad, en los puestos en los que las administradoras familiares nuestras hacen sus compras de manera cotidiana, y lo más efectivamente posible para estirar el dinerito que ganamos, y podamos llegar en casa al fin de semana, con un poco de despensa en nuestras alacenas y refrigeradores.

Vayamos por partes dijo el amigo Jack, y háganme con confianza, las precisiones que consideren necesarias en el espacio debajo del presente escrito para sacarme del error, por favor.

El año pasado los ingredientes de consumo básico diario andaban más o menos así: el kilogramo del tomate estaba en $25.00, la cebolla en $10.00, el chile verde en $20.00, la papa en $12.00, el aguacate en $45.00, la tortilla de maíz en $18.00, el paquete de tortilla de harina en $15.00, el kilo de harina en $15.00, el tan solicitado frijol andaba en $17.00 el kilo, el arroz en $23.00, el litro de aceite en $30.00 y la cartera de huevos en $40.00 aprox., el litro de leche económica en $15.00, el kilo de carne para cocer rondaba los $85.00; esto solo por mencionar algo de la canasta más básica y requerida por la mayoría de las familias.

Aquí vienen las pastillitas de ubicatex en nuestra muy cruda realidad; en estos días de la fruta y la verdura, las cosas andan así más o menos: el tan querido tomate nos cuesta solo $45.00 el kilo, la cebolla en 25.00, el chile verde $40.00, la papa en $23.00, el aguacatito nos sale en $66.00, la tortilla de maíz en $25.00 y dicen los que saben que está a punto de subir a $30.00 por kilo antes de cerrar el año; el paquete de tortilla de harina nos cuesta $22.00, el frijol a $29.00, el arroz en $30.00, el litro de aceite en $48.00 y la cartera de huevos en $65.00 si bien nos va; el litro de leche económica nos cuesta $20.00 el litro y la carne para el cocido hasta en $110.00; a ojo de buen cubero, la diferencia en precios en general es el 62% de aumento con respecto al año pasado.

Ahora bien, si como buen trabajador o trabajadora y cabeza de familia, usted tiene un trabajo formal en donde gana semanalmente los $1,000.00 aprox., quiere decir que con el 22% de aumento al S.D.G. usted andará ganando el próximo año alrededor de $1,210.00 a la semana, y sí y solo sí, si usted gana el salario mínimo, porque al resto no se les dará aumento, a menos de que haya negociaciones entre Usted y su Patrón, o entre su Sindicato y los de RR.HH. para el “ajuste inflacionario” anual que existe normalmente, y que curiosamente nunca pasa del 3% por “sugerencia” gubernamental.

En este breve escrito Yo ya les puse las bases para que usted amable lector, y principalmente, usted amable lectora haga sus propias cuentas, porque no nos hagamos, son ustedes las que verdaderamente llevan las riendas económicas en nuestras familias; sean ustedes las que realicen sus cuentas crudas y reales, y no se crean que ahora sí, ya les alcanzará más en su compra del mandado.

Cabe hacer mención que este análisis doméstico que hacemos, es antes de que se venga la espiral inflacionaria, porque si este año hubo una inflación del 7% dijeron los economistas del gobierno, eso quiere decir que va a subir la gasolina, el gas, el transporte, la luz; y usted sabe muy bien que subiendo esos insumos, el resto de los productos se van a las nubes en su valor comercial.

Además de estos gastos básicos que comentamos, agréguele usted el pago por servicios domésticos, como agua, además del pago de la luz, el pago de su celular, y súmele el pago automático de Infonavit si tiene casa propia en proceso, o la renta de vivienda; la compra de los pañales y la respectiva fórmula láctea si usted tiene la fortuna de tener bebé en casa; y no olvide la compra de sus respectivos refrescos, cigarros y si se puede la compra de las cervecitas heladas. ¿Baja el cero y no toca verdad?

Espero sus comentarios al respecto amiga ama de casa o amiga trabajadora, su comentario es el que nos interesa porque son ustedes las que a diario o semanalmente ven cómo el dinero se les va como agua entre los dedos, y cada vez pueden comprar la misma cantidad de cosas donde sea que las compre.

Si no me cree… Tiempo al tiempo y lo volvemos a comentar.

Cualquier comentario, opinión o sugerencia, nos la pueden hacer llegar al correo electrónico balesteroslaguna@gmail.com

L.C.C. Luis H. Ballesteros Laguna

Noticias relacionadas

Lo más reciente