OIT: Crisis por pandemia de Covid-19 llevaría a 46 millones de niños a explotación infantil

Un informe presentado por la OIT (Organización Internacional del Trabajo) detalló que, de no tener las medidas necesarios, 46 millones de niños caerían en el trabajo y explotación infantil por la crisis de la pandemia Covid-19

El informe ‘Trabajo infantil: estimaciones mundiales 2020, tendencias y el camino a seguir‘ presentado por la OIT (Organización Internacional del Trabajo) reveló que cerca de 46 millones de niños podrían caer en el trabajo explotación infantil debido a la crisis que trajo la pandemia por Covid-19.

De acuerdo con el informe presentado, los niños y menores que no dispongan de cobertura de protección social esencial, servicio que garantiza acceso a la educación y a la salud son los más propensos a caer en el trabajo y explotación infantil.

Otro factor que influye en esta predicción, demás de la crisis económica que afectó los hogares de padres en México y el mundo, es el cierre de escuelas.

Respecto a la estimación de los niños trabajando, estos caerían en explotación infantil porque se les pediría más horas y se les tendría en peores condiciones.

Lamentablemente, el número de niños en situación de trabajo infantil se elevó a 160 millones en todo el mundo. En el caso de México, serían nueve millones los que iniciarían y la cifra podría crecer a 46 millones.

Por desgracia, el informe muestra que, luego de múltiples esfuerzos por organizaciones civiles y gobiernos internacionales, por primera vez en 20 años, se estancaron.

De acuerdo con las cifras que muestra:

  • El número de niños, de entre cinco y 11 años, que trabajan aumentó a tal grado que ahora representan más de la mitad de todos los niños que laboran ilegalmente. Es la población más vulnerable.
  • El número de niños de entre cinco a 17 años que realizan labores que pueden dañar su salud, seguridad o moral aumentó en 6.5 millones desde 2016; ahora son 79 millones.

Finalmente, el director general de la OIT, Guy Ryder, invitó a todos los gobiernos a prestar atención en esta situación que vulnera y daña los derechos de los niños en México.

Instamos a los gobiernos y a los bancos internacionales de desarrollo a que den prioridad a las inversiones en programas que permitan a los niños salir de la fuerza de trabajo y regresar a la escuela, así como en programas de protección social que faciliten esa labor a las familias.”, puntualizó.

Fuente: Tribuna

Facebook
Twitter
Instagram