Pandemia también afecta al Asilo, lo deja sin recursos

El Asilo de Ancianos ‘San Juan de Dios’ atraviesa una crisis económica, el paso de la pandemia minimizó las aportaciones y los 11 miembros empiezan a tener carencias, por lo que recurren al apoyo ciudadano.

Fotos: Asilo de Ancianos

La falta de apoyos mediante aportaciones, en combinación con el poco recurso asignado por las autoridades de Gobierno, ha complicado la situación en el Asilo de Ancianos ‘San Juan de Dios’, el cual tras la llegada de la pandemia dificultó la estancia de 11 miembros, quienes viven un panorama difícil.

El pasado 17 de marzo las puertas del Asilo de Ancianos fueron cerradas a toda actividad, cortando el paso a todo tipo de actividades, como servicio social y visitas, situación que también impactó en la percepción de recurso.

Marianela Bertollini Abreu, presidenta del patronato del Asilo de Ancianos, informó que actualmente se vive una situación muy complicada, pues la llegada de la pandemia afectó en la entrada de donativos, donde muchas de las personas que apoyaban tuvieron mayores necesidades económicas, quedando desamparados los 11 miembros del lugar.

Reveló que el gasto promedio mensual del asilo es aproximado a 60 mil pesos, pero ante la falta de actividades, han visto complicado el poder solventar el gasto, poniendo en dificultades la operatividad.

Afirmó que reciben apoyo de las autoridades municipales, pero lamentablemente es muy mínimo y no se alcanza a cubrir el gasto, mientras que la ayuda externa sigue activa, pero no ha sido suficiente.

La presidenta del patronato comentó que mediante el programa ‘Adopta un Abuelo’ reciben un recurso equivalente a 200 pesos, el cual es mínimo pero contribuye en la causa, sin embargo, el panorama se complica, pues hay mucha necesidad.

Detalló que de los 11 miembros que se tienen, seis son mujeres y cinco hombres, de los cuales, solo tres de ellos tienen familia y pueden apoyar, mientras el resto fueron abandonados. Aseveró que la llegada de la pandemia fue el detonante para entrar en crisis, ya que tras once meses con el problema sanitario, el aspecto económico se complicó, teniendo que recurrir a la sociedad navojoense para aportar y ayudar a los adultos mayores.

“La situación económica por la que pasamos es complicada, por ello invitamos a la gente a que en la medida de sus posibilidades, ayuden a este sector con donativos y lo que pueda ser de utilidad para el asilo”, argumentó.

Tras la difícil situación que atraviesan, medios de comunicación, empresarios y sociedad civil se han unido en apoyo, con actividades para solventar un recurso y mitigar la problemática que se vive en la actualidad.

Fuente: Tribuna del Mayo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

99 − 97 =

Facebook
Twitter
Instagram