Tortillas deberán venderse empaquetadas para evitar contagios de covid

Con el fin de establecer las especificaciones sanitarias que debe cumplir la masa, tortillas, tostadas, harinas preparadas para su elaboración y establecimientos en los que se procesa, además de marcar los datos de los productores que la realizan, empresarios del sector, a nivel nacional, trabajan para modificar esta Norma Oficial Mexicana (NOM), misma que quedaría lista para abril del próximo año.

Foro: Internet

Entre estas modificaciones, las tortillerías deberán empaquetar el producto con el fin de evitar contagios de covid-19, así como de otras enfermedades que pueden transmitirse de no manejar con sanidad las tortillas que se venden, sobre todo aquellas que se consiguen en “tienditas”, que son compradas a intermediarios, aseguró Martín Martínez Destunis, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Producción de Masa y Tortilla en Hidalgo.

“Estamos trabajando para que las tortillas se empaqueten porque, a pesar de que en puntos fijos de venta no hay tanto problema, porque el producto va de la máquina al cliente, en donde vemos más problema es en la reventa en la que el producto tiene mayor manipulación, por lo que tenemos que cuidar esta situación”.
“Se han registrado casos de repartidores de tortillas, que revenden el producto, que están contagiados de covid-19, lo que pone en riesgo a la sociedad, por eso le pedimos a la gente que compre de forma directa en una tortillería para evitar este tipo de situaciones”, indicó Martínez Destunis.
Explicó que de forma general, las tortillas son envueltas en papel de estraza, que es reciclado, por lo que tiene mayor facilidad de que contenga el virus, y cuando llega a las tienditas de la esquina, suele romperse el papel y el producto es manipulado por la o el tendero que a su vez, recibe dinero o no sigue las medidas sanitarias solicitadas para evitar los contagios.

“Por eso trabajamos en este NOM, porque en la actual se permite que se venda la tortilla esa manera, por lo que invitamos a la población que compre que exija que tenga datos de quién la fabricó, cuándo las hicieron, si tiene aditivos, conservadores, además de que tenga un código de barras o marca registrada”.
“Estamos checando eso, que el cliente tenga la información que tiene que tener decisión, si es tortilla natural, si traer conservador, si es de maíz nixtamalizado, de harina de maíz, pues en general que la gente sepa qué va a consumir, que sepa que una tortilla caliente no se debe revender, solo en el centro de producción, porque la temperatura en un alimento lo puede descomponer”, explicó.
Señaló, además, de que debido al frene del aumento del precio de la harina y del maíz no se incrementará el precio de la tortilla y que, después de meses, el sector se ha recuperado en ventas, hasta en un 30 por ciento.

“Ahí vamos y seguimos teniendo las precauciones respectivas para evitar contagios de covid-19, porque algunos de nuestros trabajadores se han visto afectados por la enfermedad, algunos han muerto”.
“Nuestro representante de Querétaro murió, tenemos algunas bajas, y algunos enfermos a pesar de los protocolos, peor ya están aislados y seguimos endureciendo las medidas de seguridad para evitar mayores daños”, concluyó.

Fuente: Millenio

Facebook
Twitter
Instagram