“Obesidad, el enemigo más grande ante la llegada del Covid-19”: Joaquín Flores

En Sonora el 60% de personas que fallecieron por covid-19, tenían obesidad y/o alguna enfermedad mórbida, datos alarmantes a nivel Estado.

Foto: Internet

Los problemas de obesidad en Sonora tienen trascendencia en la salud, ya que sus efectos negativos se vieron reflejados en las complicaciones y mortalidad con la llegada del covid-19.

Uno de los principales factores que se presentan son los malos hábitos alimenticios, los cuales han llevado al ciudadano a consumir un exceso de alimentos poco saludables que ha impactado fuertemente en la salud, llegando al punto donde deja de existir esa preocupación por nuestra composición corporal, solo por satisfacer hartamente los antojos, bajo los pretextos comunes de “Vida hay solo una” “De algo me tengo que morir” “Es mi cuerpo, no el tuyo” entre otras más.

Estas excusas han llevado a una morbilidad de sobrepeso u obesidad, las cuales atraen complicaciones de otras enfermedades crónico degenerativas como diabetes, hipertensión, y enfermedades cardiovasculares.

A consecuencia de ello, la llegada de Covid-19 ha propiciado un mayor número de defunciones a nivel nacional, estatal y municipal.

Joaquín Flores Pérez, jefe de Jurisdicción Sanitaria número 5, informó que la obesidad es un problema de salud pública, donde 7 de cada 10 adultos y 1 de cada 3 niños tienen sobre peso, teniendo en el sector urbano el mayor índice de personas con obesidad en todo el Sur de Sonora. 

Explicó que la obesidad es una morbilidad, por lo que los pacientes con obesidad infectados por Covid-19 con mayor frecuencia presentan complicaciones, ya que la obesidad es un proceso inflamatorio crónico, por lo tanto, las defensas en general se encuentran mermadas, por lo que la capacidad de respuesta es mucho más lenta y difícil.

Detallo que un 45% de los enfermos Covid-19 en el Sur de Sonora padecían obesidad o sobrepeso, de ellos 90% tuvieron complicaciones y fueron hospitalizados. Además, del total de fallecidos 60 % eran obesos y tenían alguna enfermedad mórbida, con una mortalidad del 60 % en pacientes de con edad avanzada que padecían hipertensión y diabetes.

El Medico comentó que pese a ser una población de contrastes, donde la cultura del ejercicio y vida sana ha aumentado en los últimos 10 años, seguimos siendo un alto consumidor de bebidas altamente azucaradas y alimentos pocos saludables.

Expertos recomiendan a la población preocuparse más por lo que consume, aprender a leer etiquetas nutricionales, a preferir alimentos saludables y no consumir comidas procesadas con alto valor calórico y poco valor nutricional, así como también hacer ejercicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Twitter
Instagram