Acusa Karl de fraude a Glen Marquez L.

Que Karl Reiner Fick Rochín, el conocido empresario y Presidente de la compañía “Karl Corporation” (Karl Co.) ha publicado hoy en este medio un duro posicionamiento de su relación histórica con el también empresario Glen Leonel Márquez Lagarda.


El resumen puede ser: Karl se ha desmarcado de Glen, luego de diferencias no sólo de carácter personal, sino también profesional y económicas.
Una relación que duró casi 16 años ha terminado mal.
Cobijado por Karl desde el 2000, durante su etapa en Agrinos, la empresa ahora multinacional enfocada a la producción de agroquímicos para mejorar el suelo de cultivos, Glen tuvo un crecimiento económico impresionante.
Era muy comentada su inesperada bonanza económica, y el despilfarro que su hijo, Glen Márquez Campuzano, hacían como patrocinadores de eventos públicos, pero sobre todo deportivos.

Ahora que Karl ha fijado su dura postura y en donde lo menos que dice es que Glen Padre lo ha defraudado, no sólo en lo económico, sino en su confianza personal, se está escribiendo una página relevante de la vida empresarial de la ciudad.
Las acusaciones son serias y seguramente serán dirimidas en tribunales para determinar los niveles de responsabilidad de cada quien.
Está claro que Karl, con muchos fundamentos ha evidenciado una situación que era “vox populi” en la comunidad de Navojoa y el Valle del Mayo:
La Familia Márquez Campuzano vivía una situación de despilfarro aderezada con más de un escándalo en sus vidas personales.

Este es un tema que por ser de ese ámbito ellos deberán enfrentar ahí, pero en lo que a la vida empresarial se refiere se encaminan a enfrentar momentos complicados.
Los Márquez Campuzano vivían una ilusión: Casas, carros, compras, gastos exagerados… todo marcado siempre por la exhibición pública y las ganas de hacerse notar, sobre todo de Glen Jr.
En medio de todo ello ha quedado Agrinos, firma que tuvo un momento de gran esplendor y generó no sólo una sólida presencia en la región, sino empleos y prosperidad.
De aquello poco queda, pero la compañía sigue teniendo presencia nacional y, con sus bemoles, sobrevive en el competido mercado de los agroquímicos.
El deslinde de hoy de Karl, quien habla de abuso de confianza, fraude y hasta de que la Familia de Glen Márquez le pilló su casa en la playa de Las Bocas era importante porque se les seguía asociando con ellos.
Eso no le ayudaba por los nuevos giros de negocios y por la propia trayectoria personal y de prestigio de Karl.
Ahora, luego de este duro desplegado (usted lo puede consultar íntegro en la página 3 de LA VERDAD) queda claro que una cosa es Karl y una cosa, muy distinta es Glen Márquez Lagarda y Glen Márquez Campuzano.
Un capítulo de una historia que, téngalo por seguro, seguirá dando mucho de qué hablar.

 

FUENTE: laverdad

Rate this item
(0 votes)
Login to post comments