La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) eliminó el estímulo fiscal al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que tenía la gasolina Premium.

Así, los conductores tendrán que pagar todo el gravamen, un total de 4.06 pesos por litro. La medida será vigente entre el 8 y 14 de junio, según el Diario Oficial de la Federación (DOF).

 La semana anterior, el combustible con más de 92 octanos tuvo un estímulo fiscal de 0.96% del IEPS.
 
 
 
 
 
 
Fuente: Medios.

 

 

 

 

 

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) apuntan que la Iglesia La Luz del Mundo tiene alrededor de 180,000 fieles, pero basta observar videos o imágenes de «La Gran Cena», la fiesta anual de este culto celebrada cada 14 de agosto, para observar que su poderío rebasa por mucho estos cálculos.

En la última festividad de esta iglesia con sede en Guadalajara, Jalisco, se reunieron al menos cinco millones de personas, apunta el teólogo mexicano Bernardo Barranco.

 «La presencia de La Luz del Mundo no surgió de la noche a la mañana. En 1926 fue fundada por Aarón Joaquín, quien tenía una vocación popular muy importante sobre todo con indigentes de la ciudad de Guadalajara, gente que venía del campo, a la que dio apoyo material, trabajo, atención de salud, vivienda, tratamiento de vicios y, sobre todo, confianza a las personas que estaban con mucha desventaja», detalla el especialista en religiones.

En aquel contexto del México revolucionario y en una región profundamente católica, la Iglesia Nueva Luz fincó su imperio religioso que hoy se extiende en 50 países.

Pero el auge de esta iglesia no sólo responde al apoyo de sus fieles, sino también a la «caída en picada» de la Iglesia Católica en México y en Latinoamérica frente a la escalada de popularidad de las iglesias pentecostales.

«Estos grupos aprovecharon el hueco, sobre todo a nivel popular, que dejó la Iglesia Católica, porque los Papas priorizaron movimientos como el Opus Dai y los Legionarios de Cristo, que son movimientos de clase media urbana y abandonaron a los sectores populares. Estos sectores fueron llenados por estas Iglesias», explica Barranco.

 

 

 

Fuente: Medios.

 

 

El actual campeón de la Concachampions y sub campeón de la Liga Mx, Johan Felipe Vásquez Ibarra, originario de Navojoa, fue recibido por la alcaldesa María del Rosario Quintero y el director del Deporte en Navojoa, Martín Sepúlveda.


Los directivos entregaron un reconocimiento y manifestaron su admiración a quien es uno de los máximos exponentes del fútbol mexicano.

 

 

Fuente: Medios.

 

 

 

 

Se trata de localizar a Francisco Javier Duarte Castro, de 47 años de edad, quien se encuentra desaparecido desde el lunes 3 de junio.

Según comenta su familia, Francisco Javier salió de su casa en Villa Juárez en su moto marca Yamaha como a las cuatro de la tarde del lunes y no ha regresado, por lo que se le ha buscado por todas partes. También le han marcado a su celular y no contesta, manda a buzón

En estos momentos se está dando parte a las autoridades para dar con él.

Lo último que recuerdan que traía de ropa, era un pantalón azul.

Si alguien lo ha visto, puede marcar a los teléfonos 6421 64 27 46 y 6442 27 55 36

 

 

 

Fuente: Medios.

 

 

 

 

 

Las imágenes y videos de animales acuáticos invadidos por el plástico son cada vez más comunes. En México, 90 millones de botellas de plástico terminan en la calle, los bosques, el mar y los ríos, impactando al medio ambiente, de acuerdo con información retomada por la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Cámara de Diputados.

Ante este panorama, Grupo Modelo lanzó un programa para promover acciones relacionadas con el cuidado del agua y la conservación de las playas mexicanas, como parte de una jornada de actividades por Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebró este 5 de junio.

 El programa constará de actividades que empezaron el 1 de junio y finalizarán el 15 del mismo mes, para restaurar y conservar el agua, así como limpiar 150 kilómetros de playas en 14 estados del país, explicó Marcela Cristo, directora de Sustentabilidad y Mundo Mejor Middle Americas Zone en Anheuser-Busch InBev (AB InBev), en entrevista.

Con dichas acciones se busca retirar más de 78,000 kilos de basura y más de dos toneladas de PET, lo que impactará a 1.2 millones de metros cuadrados de costa en México.

El objetivo de la cervecera era reunir a más de 15,000 voluntarios, sin embargo, ya suman 18,000 personas en 69 actividades de los programas para restauración y conservación ambiental.  Los interesados en ayudar pueden registrarse en la página www.voluntariosmodelo.com.mx.

“Estamos impulsando esta cultura de reducir el uso de plástico en nuestra vida diaria. Algunas playas que limpiaremos son Sayulita, Acapulco, en Mérida, Tamaulipas y otras”, comentó Marcela Cristo.

En la Ciudad de México, se busca reforzar la conservación de al menos 714 millones de litros de agua, lo que equivale a 286 albercas olímpicas, de acuerdo con la cervecera.

 

 

 

 

Fuente: Medios.

 

 

 

 

Lenta, casi imperceptible, avanza la justicia para los 49 niños de entre cinco meses y cinco años de edad que perdieron la vida, así como para los 106 menores que resultaron heridos en el incendio del 5 de junio de 2009 en la Guardería ABC, en Hermosillo, Sonora.

Lo que en un principio parecía un accidente, se fue revelando como el trágico resultado de una mala administración de las estancias infantiles en el estado. Peritajes señalaron que la Guardería ABC parecía más una bodega con puertas de emergencia clausuradas, falsos techos y estructuras endebles que dificultaron la salida de los empleados, que un jardín de infancia.

A 10 años de la tragedia y del comienzo de la lucha de los padres de los niños fallecidos todavía no hay responsables claros por esos hechos, y quienes han sido señalados permanecen en libertad: 19 personas han sido sentenciadas; sin embargo, por tratarse de delitos culposos (no graves), ninguna está en prisión. Y a pesar de que los familiares de los menores exigieron que se enjuiciara a los copropietarios de la guardería, ninguna instancia federal o estatal lo hizo.

En 2012 la socia fundadora de la Guardería ABC, Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo Tonella, prima de Margarita Zavala, fue absuelta por el magistrado del primer tribunal unitario del quinto circuito, Pablo Ibarra Fernández; al siguiente año, Gildardo Urquídez, ex tesorero del PRI estatal y socio de la estancia infantil, también fue liberado de culpa de manera anticipada.

Personajes como Eduardo Bours, gobernador de Sonora 2003-2009, así como los ex directores del IMSS Daniel Karam y Juan Molinar Horcasitas, este último fallecido en mayo de 2015, nunca fueron considerados responsables por lo sucedido, a pesar de los señalamientos por negligencia y omisión en su actuación.

Además, en 2010 la Suprema Corte de Justicia de la Nación exculpó al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) por la tragedia en la Guardería ABC, al negar la existencia de un desorden generalizado en el otorgamiento, operación y vigilancia de las estancias infantiles subrogadas por la institución.

A una década de la que es considerada la peor tragedia infantil que se ha registrado en México, el 22 de mayo pasado el IMSS formuló una denuncia penal contra el ex gobernador de Sonora Eduardo Bours, a quien acusa de haber incumplido con sus responsabilidades como titular del funcionamiento de Protección Civil estatal.

En la actualidad solamente hay funcionarios menores imputados por el incendio en la guardería y ninguno de los sentenciados está en la cárcel debido a los múltiples amparos que han interpuesto ante la Corte, porque los delitos de los que son acusados (homicidio y lesiones culposas) son considerados no graves.

También la Fiscalía General de la República (FGR) advirtió a los padres de familia de los niños que fallecieron en la guardería que por falta de evidencias desechará la hipótesis de un posible “incendio intencional” y pidió a los familiares aportar pruebas de que la conflagración fue causada, revela un oficio obtenido por MILENIO (IMSS denuncia a Bours por Guardería ABC 4/04/19).

“LOS SAQUÉ DE LOS PIECITOS”. MARÍA DEL CARMEN LEÓN, 53 AÑOS

Fui la primera que vi el humo; gritaba, nada más gritaba para que levantaran a los niños, porque la guardería se estaba quemando.

Cuando abrí la puerta, ahí se acabó todo… no podía ver nada y como pude comencé a sacar a los niños, pero no se podía ver nada, el humo me ahogaba, sentía que me quemaba cuando respiraba. Fue una odisea sacarlos, tuvimos que tirarlos a las banquetas, me tocó sacarlos de los piecitos. Todavía me acuerdo de sus caras, las tengo grabadas; adentro, en la guardería, estaba hirviendo.

Lo que quiero es que sepan que los niños que están vivos es porque nosotras los sacamos, no hubo tiempo de más.

Yo tengo un daño neumológico por aspirar tanto humo y otro psicológico que hasta ahorita el IMSS no me ha querido atender.

“INTENTÉ QUITARME LA VIDA”. MARINA ISABEL FLORES, 50 AÑOS

Intenté quitarme la vida, estuve tres veces en el psiquiátrico. Todas las maestras seguimos en terapia, ya no tenemos calidad de vida, ya no somos las mismas.

Hemos sido discriminados por los padres, nos han agredido y amenazado. Un día estábamos una compañeras y yo en un restaurante y llegó el gerente y nos dijo que nos fuéramos porque ahí estaba el padre de un niño había fallecido. No nos querían ahí.

No entendemos por qué los papás se nos voltean y nos dicen: “Ustedes son culpables, ustedes son unas asesinas”, pero hicimos todo lo humanamente posible, nos faltó tiempo.

Mi viacrucis comenzó cuando la directora de la estancia me envió a colaborar en el hospital: había niños que no se podían reconocer, había algunos totalmente quemados.

“SIEMPRE NOS HAN VISTO COMO CULPABLES”. ADRIANA GASCA

Me costó mucho conseguir trabajo, dejaba solicitudes, pero por el hecho de haber trabajado en la Guardería ABC, me dejaba fuera. Y si me daban trabajo en alguna estancia, llegaban los papás de los niños de la guardería y lo tenía que dejar porque me discriminaban.

Lo único que queremos es que los padres sepan que nosotras no somos culpables. Yo hice todo lo que pude para salvar al mayor número de niños. No sabíamos si estaban vivos o muertos, pero se miraban todos negros, todos tiznados por el humo. Yo los limpiaba con mi bata.

Es una lástima, pero nadie se acuerda de nosotras, las maestras. La sociedad jamás ha reconocido que nosotras ayudamos; al contrario, siempre nos han visto como culpables, pero no lo somos, porque nosotras no prendimos el fuego en la guardería.

“DEPENDO DE MIS PASTILLAS O ME VUELVO LOCA”. MARIBEL HERNÁNDEZ, 52 AÑOS

Nadie hubiera querido que sucediera eso, nosotros no somos culpables. Los verdaderos culpables están en la calle. Yo fui la que sacó al primer bebé.

En 2015 la PGR pretendió acusarnos de homicidio, omisión y lesiones, eran varias cosas de las que nos acusaban. Un juez dijo que no, porque la evaluación de los peritos decía que, por la magnitud del incendio, ninguna persona hubiera podido hacer más de lo que nosotros hicimos.

Aunque ha pasado tanto tiempo, sigo en tratamiento psiquiátrico, psicológico y medicada. Yo dependo de mis pastillas, porque si no me vuelvo loca.

No me atreví jamás a volver a trabajar con niños, el incendio me afectó tanto que me divorcié. Mis hijos a veces no me aguantan, me deprimo constantemente.

LAS CLAVES

DENUNCIAN A BOURS

El 22 de mayo el IMSS presentó una denuncia ante la FGR contra el ex gobernador Eduardo Bours por el siniestro de la guardería.

“LOS PADRES NOS CULPAN”, REVELAN LAS MAESTRAS

Las llamas que consumieron la Guardería ABC, en Hermosillo, Sonora, se apagaron hace 10 años; sin embargo, para algunas de las 22 maestras que se encontraban en el lugar ese 5 de junio de 2009 el infierno todavía no termina.

Se trata de mujeres que han sido amenazadas de muerte por algunos padres de familia, quienes las culpan por la muerte de sus hijos; mujeres que han sido discriminadas y rechazadas en otras estancias infantiles; mujeres que no tienen trabajo y que viven con afectaciones debido a los daños que les dejó el fatal acontecimiento.

En la guardería había más de 200 niños al momento del incendio y ellas lograron rescatar a decenas; sin embargo, en sus rostros se refleja el dolor de no haber podido hecho nada por 49 de ellos.

Tras las pesquisas de las autoridades para encontrar culpables, recuerdan que en agosto de 2015 la entonces PGR en Sonora pidió girar 22 órdenes de aprehensión en su contra; se les acusaba de lesiones y homicidio culposos; sin embargo, el juez Ricardo Ruiz resolvió negar las órdenes, al considerar que “las maestras sí llevaron a cabo acciones de evacuación y salvamento de muchos de los infantes”.

Al recordar que estuvieron a punto de pisar la cárcel, sus palabras reflejan una mezcla entre enojo y tristeza: “Los verdaderos culpables están en libres”.

 

 

 

 

Fuente: Medios.

 

 

Carmen Aída Cota Moreno de 13 años, es una atleta Navojoense que viajará a la ciudad de Celeya, Guanajuato, para competir contra Nuevo León y jugarse el pase al Mundial de Tae Kwon Do a realizarse en Corea del Sur, donde representaría a México.


Carmen, ha participado en tres olimpiadas nacionales en las que ha destacado con dos medallas de platas y una de oro, además de dos competencias nacionales y un torneo abierto, donde ha logrado tres medallas de oro y una de bronce.


Asimismo, en una competencia internacional en el estado de Texas, logró traerse el oro.


para apoyar a la joven atleta puede comunicarse al 6421069520

 

Fuente: Medios.

 

 

 

 

 

Por todo el tiempo que los ejecutivos pasan preocupados por la fuerza física y la salud, –cuando se trata de esto–la fuerza mental puede significar aún más. Particularmente para los emprendedores, en numerosos artículos hablan de características de la fuerza mental: tenacidad, «agallas», optimismo y una capacidad inagotable, como dice el colaborador de Forbes, David Williams, de «fallar».

 

Sin embargo, también podemos definir la fortaleza mental identificando las cosas que las personas mentalmente fuertes no hacen. Durante el fin de semana, me impresionó esta lista compilada por Amy Morin, psicoterapeuta y trabajadora social clínica con licencia, que compartió en LifeHack. Me impresionó lo suficiente. También me gustaría compartir su lista aquí junto con mis pensamientos sobre cómo cada uno de estos elementos es particularmente aplicable a los empresarios y emprendedores.

Perder el tiempo sintiendo lástima por sí mismos

Uno no ve a la gente mentalmente fuerte sintiéndose mal por sus circunstancias o lamentándose por la forma en que han sido maltratados. Han aprendido a tomar responsabilidad por sus acciones y sus resultados, y tienen un entendimiento propio del hecho de que con frecuencia la vida no es justa. Son capaces de salir de cualquier circunstancia con la autoconsciencia y la gratitud de haber aprendido la lección. Cuando una situación se torna mala, ellos suelen responden con frases como: “Ah, bueno”. O quizá simplemente, dicen “siguiente”.

 

Regalar su poder

La personas con mentalidad fuerte evitar dar a otros el poder de hacerlos sentir mal o inferiores. Ellos entienden que están en control de sus acciones y emociones. Saben que su fortaleza está en la habilidad de manejar la forma en que reaccionan y responden.

Timidez ante el cambio

Este tipo de personas abrazan el cambio y lo reciben como un reto. Su mayor ‘miedo’, si es que tienen uno, no es lo desconocido, sino estancarse y volverse complacientes. Un entorno de cambio o incluso de incertidumbre puede motivarlos a sacar lo mejor de sí mismos.

Gastar energía en lo que no pueden controlar

Los mentalmente fuertes no se quejan (tanto) sobre el tráfico, las maletas perdidas o especialmente sobre otras personas, ya que, reconocen que todos estos factores están generalmente más allá de su control. En una mala situación distinguen que las únicas cosa que pueden controlar son sus respuestas y actitudes, y saben usar bien estos atributos.

Preocuparse por complacer a otros

¿Conoces a alguien complaciente? O a la inversa, ¿personas que hacen todo lo posible por no complacer a los demás como una forma de reforzar una imagen fuerte? Ninguna de las dos es la posición correcta. Una persona mentalmente fuerte se esfuerza por ser amable y justo y por complacer a los demás cuando sea apropiado, pero no tiene miedo de hablar. Pueden soportar el hecho de que alguien se enoje y navegue la situación, con gracia, siempre que sea posible.

Miedo a tomar riesgos calculados

Estas personas están deseando tomar riesgos calculados. Esto es muy diferente a saltar precipitadamente sobre riesgos tontos. Pero con fortaleza mental, un individuo puede sortear los riesgos y los beneficios que conlleva y evaluará completamente los posibles inconvenientes e incluso los peores escenarios antes de tomar acciones.

Lamentarse del pasado

Hay fuerza en reconocer el pasado y, especialmente, para reconocer las cosas aprendidas de experiencias pasadas, pero una persona mentalmente fuerte puede evitar alterar su energía en decepciones pasadas o en fantasías de los «días de gloria». Invierten la mayor parte de su vitalidad en crear un presente y un futuro óptimos.

Cometer los mismos errores una y otra vez

Todos conocemos la definición de la locura, ¿verdad? Es cuando tomamos las mismas acciones de manera repetida esperando por un resultado diferente o mejor al que obtuvimos antes. Un persona de mentalidad fuerte acepta total responsabilidad por su comportamiento del pasado y desea aprender de sus errores. La investigación muestra que la capacidad de ser auto-reflexivo de una manera precisa y productiva, es una de las mayores fortalezas de los ejecutivos y empresarios espectacularmente exitosos.

Envidiar el éxito de otras personas

Se necesita fuerza de carácter para sentir alegría y entusiasmo por el éxito de otras personas. Las personas mentalmente fuertes tienen esta habilidad. No se vuelven celosos ni resentidos cuando otros triunfan (aunque pueden tomar notas cercanas sobre lo que el individuo hizo bien). Están dispuestos a trabajar duro para tener sus propias oportunidades de éxito, sin depender de los atajos.

Rendirse ante el fracaso

Toda falla es una posibilidad de mejorar. Hasta los mejores emprendedores están dispuestos a admitir que sus primeros esfuerzos invariablemente trajeron muchos fracasos. La gente con mentalidad fuerte no tiene miedo a fracasar repetidas veces, si es necesario, siempre y cuando, lo que aprendan en cada error los acerque más a su meta final.

Sentir miedo a la soledad

Las personas mentalmente fuertes disfrutan e incluso atesoran el tiempo que pasan solos. Utilizan su tiempo de inactividad para reflexionar, planificar y ser productivos. Lo más importante es que no dependen de otros para apuntalar su felicidad y estado de ánimo. Pueden ser felices con los demás, y también pueden ser felices solos.

Sentir que el mundo les debe algo

Particularmente en la economía actual, los ejecutivos y empleados de todos los niveles se están dando cuenta de que el mundo no les debe un salario, un paquete de beneficios y una vida cómoda, independientemente de su preparación y educación. Las personas mentalmente fuertes entran al mundo preparadas para trabajar y tener éxito en sus méritos, en cada etapa del juego.

Esperar por resultados inmediatos

Yya sea que se trate de un plan de ejercicios, un régimen nutricional o el inicio de un negocio, las personas mentalmente fuertes están determinadas a continuar con algo hasta que lo consiguen. Aplican su energía y tiempo en dosis medidas y celebran cada logro e incremento de éxito en el camino. Tienen «poder de permanencia», y entienden que los verdaderos cambios llevan tiempo.

¿Tienes fuerza mental? ¿Hay elementos en esta lista que necesitas aplicar? Gracias a Amy Morin, me gustaría reforzar mis propias habilidades en cada una de estas áreas hoy. Y tú, ¿qué opinas?

 

 

 

 

 

Fuente. Medios.

 

 

 

 

El concepto se remonta a la década de 1950, de la mano de celebridades en los últimos 10 años, los nacidos entre 1980 y 1995 registran un renovado interés por el estilo de vida hípster. de la lite­ratura y la música, como el novelista Jack Kerouac y el jazzista Harry Gibson, conocido como “Harry El Hípster”.

Grupo De la Riva define a los hípsters como “una tribu urbana”. Y les ha seguido los pasos desde 2012. “Hace unos siete años, nos dimos cuenta de que los millennials vivían con una gran nostalgia y una ob­sesión por el pasado, lo que los llevó a acercarse al movimiento hípster”, dice Ana Paola Bravo, directora de Estudios Antropológicos de la consultora.

 

 

 

 

Fuente. Medios.

 

 

 

 

 Hace dos años, cuando vino a Madrid a presentar su penúltimo libro, Más allá del invierno, andaba ilusionada como una quinceañera de 75 años y quería pregonarlo a los cuatro vientos. Se había enamorado de Roger, “un gringo medio polaco”, que estaba “empacando su vida” en Nueva York para irse a vivir con ella a California tras un noviazgo de meses a base de correos electrónicos y visitas relámpago. “No hay amor sin riesgo”, piaba entonces la escritora en español más vendida en el mundo. Hoy hemos quedado de buena mañana en el hotelazo donde duerme cuando viene a España con novela nueva -una al bienio- y trae, en efecto, a su criatura literaria bajo el ala. Su nuera, Laurie, esposa de su hijo, que le acompaña en los viajes, asiste entre somnolienta y divertida a la descacharrante cháchara de su suegra enamorada. La primera pregunta es obvia.

 

¿Cómo le fue con Roger?

Me caso en mes y medio. Con el mismo señor, eh, no con otro. Ha resultado fantástico, el tipo. Vendió su casa, regaló todo lo que tenía y llevamos un año viviendo en mi casa, que es así de chica. Yo creo que está enamorado de mi perra, Dulce, que es todo menos dulce, y que no se va por ella.

¿Por qué escribe, entonces, pudiendo llevar una vida de amor y lujo?

Porque me encanta, porque es mi vida, mi aire, mi oxígeno. La gente quiere jubilarse para disfrutar del tiempo libre, pero mi tiempo libre es escribir. Mi fiesta es ponerme a investigar y a contar una historia. Trabajo es comprar zapatos.

Si la cabra tira al monte. ¿A qué monte tira en sus libros?

Escribo sobre lo que me interesa y me importa: el amor, la muerte, la violencia, la lealtad, la justicia natural, no la de la ley, que es siempre injusta con el pobre y el vulnerable. Siempre escribo sobre mujeres fuertes y extraordinarias.

¿No lo somos todas?

Una mujer privilegiada que vive en un barrio privilegiado no me interesa porque no se ha sobrepuesto a nada verdaderamente importante en la vida. No niego que pueda tener conflictos emocionales, problemas diversos, pero me interesan menos que los problemas de una mujer que está esperando asilo en la frontera.

Su hija murió a los 29 años. ¿No fue eso una frontera vital?

La vida es un fluir, pero sí. Solo he notado esa frontera el año en que cumplí 50 y murió mi hija. Ahí terminó la primera parte de mi vida y empezó otra. Cuando salí de Chile al exilio, pensé que se cortaba mi vida, pero no, porque yo era la misma. Después de Paula soy otra persona. El día que me avisaron de que entraba en el hospital estaba en Barcelona presentando El plan infinito y me fotografiaron: pelo largo, falda larga, brazos llenos de pulseras. A los dos años, después de su año de agonía y de su muerte, era una señora mayor Desde entonces han pasado cosas: se mueren los padres, te divorcias, se mueren los perros, pero una sigue siendo una.

Le he escuchado decir que sus nietos se mueren de vergüenza cuando dice que está enamorada.

No lo conciben. Son como marcianos. Yo sí que no les entiendo.

¿Por jóvenes? ¿Por digitales?

Hablan rápido, no sé qué dicen. Y luego los encuentro supermimados [su nuera ni se inmuta]. Son supersensibles, por cualquier cosa se ofenden. Hay que tratarles con pinzas. Yo me eduqué en la escuela del rigor: uno salía adelante como fuera. El esfuerzo y el trabajo eran la vida. Pero estos: ‘ay, hoy amanecí cansado y no voy a la oficina’. ¿Qué? ¿Cómo?

Son la generación más deprimida y ansiosa de la historia.

Quizá porque les criaron sin darles la oportunidad de esforzarse por nada. El otro día una periodista me dijo que se sentía mala madre porque se pasaba el día trabajando. Le dije que no hay nada mejor que la negligencia con los niños, porque eso les obliga a salir adelante. Si les sobreproteges y les das todo hecho, ¿qué enseñanza sacan de la vida? Nadie les va a cuidar así ahí fuera. Con razón están deprimidos y ofendidos.

¿Con la edad se siente más o menos respetada por el público?

Me ha costado el triple que a cualquier hombre obtener la mitad de respeto por mi trabajo. Pero, con el tiempo y el reconocimiento, me respetan más. A esta edad ya no tienes que demostrar nada, solo que no estás demente, porque siempre se sospecha que te está fallando la cabeza. Mi hijo tiene serias dudas.

Volvamos al amor. ¿Se casa por la Iglesia?

¿Cómo se te ocurre? Nada por la Iglesia. Es mi tercera boda. Primero con el padre de mis hijos. Luego con Willy. Estuvimos juntos 28 años y fueron 8 de más, lo mismo que con mi primer marido. El amor me dura 20 años. Luego, ¿para qué seguir juntos?

Veinte años es una eternidad.

Pero esto es porque tengo imaginación y me puedo inventar al tipo. Mi mamá decía que tengo el síndrome del árbol de Navidad. Le voy colgando chirimbolos al pino hasta que se le van cayendo y se seca. Eso mismo es el matrimonio. Le cuelgas de todo, pero acaba secándose. Yo sé que a Roger ahora le estoy decorando mucho. La buena cosa es que con él no voy a alcanzar los 20 años, o nos dejaremos o nos moriremos antes, y será mi última relación.

¿Aún se cortejan?

Una de las cosas que más me gusta de Roger es que me mueve la silla, me abre la puerta del auto, me trata como a una princesa. Esos modales ya se han perdido.

Aquí esos gestos podrían considerarse machistas.

Y en Estados Unidos también. Pero Roger tiene buenos modales, qué quieres que te diga. Además, él no tiene nada de machista. Imagínate que lo quisiera ser conmigo: el pobre diablo no podría. Me tiene terror porque soy como dinamita. El pobre vive asustado. Si no fuera por la perra, ya se hubiera ido.

¿Nos vemos en dos años con libro nuevo?

Hecho. Ahora, igual vengo embarazada.

 

 

 

 

Fuente: Medios.

Page 13 of 14