Segob pone los ojos en Caborca

 

 

 

 

 

 

Sin embargo, dentro del sector casinos legalmente constituido se prendieron las alertas en el estado de Sonora, específicamente en Caborca, al mando del petista Librado Macías González, municipio que con una población cercana a los 85 mil habitantes ofrece un gran atractivo turístico en el rubro cultural, gastronómico y ecoturismo.

El problema radica en que, en este pequeño y lejano municipio, operan cuatro casinos, pero sólo dos de ellos cuentan con el aval de la Secretaría de Gobernación, al mando de Olga Sánchez Cordero, quien, a través de la Dirección General de Juegos y Sorteos, que lleva Luis Calvo Reyes, es la autoridad encargada de regular, supervisar y sancionar a este sector.

Se trata de los casinos bajo el nombre de Casino 777 y Las Vegas Club, mismos que operan sin permiso de las autoridades federales; pero todo indica que, sí con el aval del gobierno local de Macías González, pues a pesar de existir denuncias en contra de estas dos salas, el Presidente Municipal se niega a actuar, pese a contar con la autoridad moral y jurídica para cerrar estos establecimientos fuera de la ley.

Ante ello, es evidente que estos dos casinos y sus casi 200 máquinas, las cuales operan las 24 horas del día, hacen un grave daño al erario, pues a todas luces los impuestos federales, estatales y municipales que tendrían que pagar conforme lo dicta la ley, no terminan en las arcas públicas, por lo que valdría la pena preguntarle por este dinero al alcalde Librado Macías González, quien en su toma de posesión para el cargo 2018-2021, prometió encabezar “un gobierno con gente honesta y austera… no se van a tolerar actos de corrupción”.

 

 

 

 

 

Fuente: Medios.

Rate this item
(0 votes)
Login to post comments