INE planea validar la identidad digital

 

Los datos, como los biométricos y faciales, fueron almacenados por una empresa privada.

El Instituto Nacional Electoral (INE) analiza la creación de una credencial para votar electrónica y cuya creación quedaría en manos de alguna empresa particular designada por licitación.

El director del Registro Federal de Electores, René Miranda Jaimes, explicó que la idea es utilizar las nuevas tecnologías para la identificación de los ciudadanos, para lo cual analizan los requerimientos jurídicos y técnicos para desarrollar el proyecto.

“Es una propuesta de hacer análisis jurídicos, técnicos, que permita no sustituir nuestra credencial física, sino darle una alternativa a los ciudadanos que desearan tener un mecanismo digital de identificación ante el avance de las tecnologías, y cada vez más la digitalización de los servicios pensamos que puedan ser útil”, dijo el funcionario.

El proyecto deberá pasar primero por una serie de análisis de tipo jurídico y técnico que abarcará las atribuciones de la empresa que se encargue de la administración de la información de los electores.

Por ejemplo, cuando el INE lanzó la convocatoria para la creación del sistema de captura y almacenaje de datos biométricos de los ciudadanos registrados en la Lista Nominal de Electores, al ganar el contrato la empresa Morpho se especificó que ésta sólo tendría la responsabilidad de poner en marcha el sistema, y éste sería operado por el Instituto.

Finalmente, Miranda Jaimes explicó que esta credencial digital no será un instrumento de identificación personal, por lo que no se le puede comparar con la Cédula de Identificación Personal, proyecto que no prosperó.

Foto: Cuartoscuro

“Lo que otros países han adoptado es a los esquemas de identidad digital, que es un instrumento mucho más profundo. El tema de identidad es un esquema legal que está solamente de manera transicional con esta institución (INE)”.

RUTA

Al ser un instrumento de identificación novedoso, se tendrían que analizar si se debe de cambiar alguna norma o ley en materia de protección de datos personales, además de las implicaciones técnicas. De este análisis se desprendería si se requiere reformas legales o sólo lineamientos por parte del INE, mientras que de lo técnico el organismo tendría certeza de qué tipo de software y hardware requeriría para su implementación, además de su costo.

ANTECEDENTES

Actualmente el INE está en el proceso de licitar la fabricación de nuevas credenciales de elector. La nueva licitación, que tendría que lanzarse en las primeras semanas de 2019, convocaría a las empresas nacionales y extranjeras con capacidad técnica y económica para producir el nuevo modelo de plástico.

Entre los cambios al diseño de la credencial que aprobó el Consejo General del INE, se incluye un Código de Respuesta Rápida (QR), mismo que contendrá datos del ciudadano dueño de la credencial. Cuáles datos serán, aún no se ha determinado por parte del Instituto, pero ahí está un paso hacia la digitalización.

“Lo que queremos hacer es a lo mejor que los nuevos modelos de seguridad tengamos medidas más modernas y que nos sirvan para más adelante montar sobre ese tipo de las medidas que estamos identificando”, añadió Miranda Jaimes.

En la licitación, se debe de especificar cuánto acceso tendrá la empresa ganadora (un particular) a los datos personales plasmados en la credencial, aunque cabe aclarar que el resguardo de estos está protegido por la ley y por el mismo INE.

DATOS BIOMÉTRICOS

Actualmente el INE recaba y resguarda los datos biométricos de aproximadamente 90 millones de mexicanos, principalmente las huellas dactilares y el rostro de los electores.

Esta base de datos, ha sido utilizada también en la identificación de cuerpos hallados en fosas clandestinas en diferentes partes del país.

 

Fuente: El Sol de México.

 

Rate this item
(0 votes)
Login to post comments