Declaran tres días de luto nacional por las víctimas del sismo del 19 de septiembre.

La mañana de este miércoles, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, declaró tres días de luto nacional por las víctimas del sismo de 7.1 grados con epicentro a 12 kilómetros al sureste de Axochiapan, Morelos.

A través de su cuenta de Twitter, la Oficina de la Presidencia de la República detalló: “El Pdte. @EPN decretó tres días de luto nacional en honor a las víctimas del #sismo. México comparte su pena. #FuerzaMéxico”.

Es el segundo sismo en menos de dos semanas. El anterior fue el jueves 7 de septiembre y dejó 98 personas muertas y dos millones de damnificados.

El presidente Enrique Peña Nieto ordenó activar el PlanMX, un programa interinstitucional para tener una respuesta más rápida a las emergencias.

En dicho plan participan el Plan DN III de la Secretaría de la Defensa Nacional.

El plan de Marina y el Plan de Apoyo a la Población Civil de la Policía Federal, además de planes de respuesta de dependencias y entidades como Pemex, CFE y Conagua.

A través de redes sociales se solicitaba el apoyo para difundir fotos y conocer el paradero de una pareja habitante de la Colonia del Valle.

Martín Vélez Tenorio y su esposa Florencia Lorandi Castillo se encontraban en un edificio de la calle Edimburgo y Escocia que albergaba a varias familias y tras el terremoto de 7.1 grados se derrumbó junto a otro inmueble de la misma zona.

Familiares y amigos de la pareja se dedicaron a través de grupos de whatsapp y cuentas de Facebook a solicitar el apoyo para encontrarlos pues no sabían si habían sido rescatados y se encontraban recibiendo atención.

Sin embargo, horas después familiares de Martín Vélez confirmaron el fallecimiento de la pareja y mostraron sus condolencias a través de publicaciones en redes sociales.

Florencia Lorandi Castillo era sonorense, egresada de la Universidad de Sonora y había unido su vida recientemente con Martín Vélez.

Su padre es Guido Lorandi y su madre Maby Castillo.

La provincia china de Sichuan (en el suroeste del país) ha sido sacudida este martes por un terremoto de magnitud 6,5, ha informado el Instituto Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés). El Gobierno chino ha dicho en un comunicado que teme que haya un centenar de muertos y miles de heridos, por lo que se ha activado un operativo de emergencia en la zona afectada. La agencia de noticias Xinhua ha informado por ahora de cinco fallecidos y 60 heridos, 30 de ellos en estado crítico.

El sismo se ha producido alrededor de las 21.20, hora local, a una profundidad de 10 kilómetros. El epicentro se ha situado a 36 kilómetros de la ciudad de Yongle, en el norte de la región, y a 287 kilómetros de la capital, Chengdu, según la alerta del USGS.

La zona suroccidental china de Sichuan es propensa a los seísmos. El lugar en el que se ha sentido el terremoto de este martes está cerca del afectado en 2008 por un seísmo de magnitud 8,0 y que dejó 87.000 muertos y desaparecidos. 

Esta misma región también se ha visto afectada este martes por un corrimiento de tierras. La agencia oficial Xinhua ha informado de que 24 personas han muerto y de que otras cinco han resultado heridas por el alud, ocurrido sobre las 6.00 hora local. La aldea de Gengdi, en una zona habitada principalmente por la minoría étnica de los yi, ha quedado enterrada, según las autoridades locales. 

El deslizamiento se ha producido debido a las fuertes lluvias que han caído en la zona durante los últimos días. El pasado 24 de junio, en la misma provincia de Sichuan otro deslizamiento de tierra y rocas en la localidad de Xinmo causó cerca de un centenar de muertos y desaparecidos.