WSJ advierte preocupaciones por el estilo de gobernar de López Obrador

 

 

En los meses que lleva como presidente de México, Andrés Manuel López Obrador ha centralizado el poder, trata de gobernar por decreto e intimidación y también expandió el papel de los militares en la administración público, advirtió un artículo editorial del diario The Wall Street Journal.

En la columna The Americas, la periodista Mary Anastasia O’Grady señaló que para cumplir sus promesas de disminuir la violencia y mejorar la calidad de vida de la población, el mandatario tendría que revertir el estado de derecho fallido que impera en México, pero va en la dirección opuesta, sin un claro compromiso con la seguridad jurídica.

 

La columnista consideró que López Obrador nunca ha abandonado la «ideología corporativista del PRI del siglo 20 ni su admiración por su puño de hierro».

«AMLO se enfurece ante las acusaciones de que es antidemocrático. Pero sus acciones hablan más que las palabras que pronuncia en sus conferencias de prensa diarias», apuntó.

O’Grady hizo referencia al memorándum que emitió a principios de abril para instruir a su gobierno a desobedecer la reforma constitucional en materia educativa aprobada el sexenio pasado.

«El memorándum sugiere que para él, la legislación es superflua. Cuando fue presionado por los críticos, lo defendió argumentando que la ‘justicia’ siempre debe estar por encima de todo. Traducción: Tengo el poder de interpretar la ley», expresó.

«Esto expone la naturaleza del hombre. Se ve a sí mismo como el salvador mexicano, quien desde su posición de poder administra la justicia. Y está justificado, por lo tanto, en su objetivo de transformar radicalmente el país. Se vengará de los que tienen, o, como los llama ‘los fifís’, cualquier persona que se interponga en su camino será tildada de corrupta», agregó.

La relación del presidente con el Ejército es un motivo de preocupación, comentó la periodista y detalló que pese a haber criticado como opositor la participación del Ejército en la seguridad pública, ahora su estrategia de seguridad es encabezada por un comando militar en lugar de civiles.

Aunado a esto, subraya que López Obrador ha entregado proyectos económicos a las Fuerzas Armadas, lo que podría «comprar lealtad».

O’Grady mencionó que el titular del Ejecutivo propuso que se otorgue a los militares los derechos para desarrollar una gran cantidad de bienes raíces en la zona de Santa Fe y también les dio la tarea de construir el futuro aeropuerto de Santa Lucía, tras cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), el cual se edificaba en Texcoco.

Con respecto a esto último, la columnista del WSJ cuestionó que el mandatario haya dicho a las empresas involucradas que podrían recibir nuevos contratos como compensación.

«No importa que esto sea ilegal ya que los contratos gubernamentales requieren procesos de licitación abiertos y transparentes. Parece pensar que están siendo repartidos por el emperador», expresó la periodista.

 

 

Fuente: Medios.

 

 

 

 

 

 
Rate this item
(0 votes)
Login to post comments